filosofismos: TEORÍA DEL ESPÍRITU Enrique Quintero Valencia

TEORIA DEL ESPÍRITU

Libro de las Preguntas                

 

                                                           Enrique Quintero Valencia

 

 

 

Qué es el espíritu? El espíritu es el principio de vida. Es lo que hace que los seres vivan. Es lo que se separa del cuerpo con la muerte. Es lo que entra al cuerpo para comenzar la vida. Es ….. Todas son ideas descriptivas. Todas son descripciones incompletas. Y sin embargo es éste uno de los temas, o el tema fundamental. Porque la muerte es más larga y más importante y más desconocida que la vida. La vida es un minúsculo paréntesis entre una eternidad que la precede y otra eternidad que la sigue. Y esa gota de tiempo en la eternidad es, como mucho, de cuatrocientos años en la ceiba y la tortuga, de cincuenta años en el elefante, de ochenta años en el hombre….Como es cosa que nos ocurre una sola vez, y no nos damos cuenta anticipada de ella o tenemos la esperanza de eludirla, nunca, al parecer, se ha hecho un estudio serio de la muerte y la preterexistencia del espíritu. No existe una espiritulogía seria. Las variantes entre las explicaciones teológicas y el espectáculo del espiritismo, son tan insuficientes como desenfocadas.

 

Santayana, filósofo estadounidense de ancestro español, enseña que “la fe en lo sobrenatural es una apuesta desesperada que el hombre hace en el límite de su desventura”. Esa apuesta es nervio de toda religión, pero toda religión es la esperanza en la inmortalidad del alma. El hombre, ese tahur cósmico, le juega restos a esa metáfora que sabe falsa y quiere cierta: La supervivencia del espíritu. El cielo y la inmortalidad del espíritu son destruídos, siglo a siglo, por la inteligencia; y reedificados, día a día, por el corazón. No son lo que creemos: Son lo que creamos. Es la pelea del recuerdo por hacerse vida, aunque sea en otra dimensión. Nunca encontró mejor contexto la definición existencialista unamuniana de que la esencia de la vida es el temor a la muerte. Mucho más patética pero también más significante que la del otro filósofo que dijo que vivir es luchar contra el sueño. Hay acaso, al lado del sueño, una mejor imagen de la muerte?

 

Si el espíritu es el principio de vida, la vida la tendrá el cuerpo mientras está inervado o lleno de espíritu. Pero de los espíritus desencarnados no puede decirse que tienen vida eterna. Vida eterna es lo que los preceptistas de literatura denominan un oxímoron, es decir, una yuxtaposición de términos de contenido contrario. En otras palabras, no existe la vida eterna. Si es eterna no es vida, y si es vida no es eterna. Si Dios es eterno es porque no está vivo. Si Dios es eterno, esa eternidad está más cerca de los muertos que de los vivos, porque su eternidad es la antítesis y la antípoda de nosotros, los no eternos, los vivos. La muerte es la eternidad. La vida es el tiempo.

 

Al parecer los fantasmas viven en otro tiempo, pero no en otro espacio. Generalmente se los ve en los lugares donde –en otro tiempo- ejercieron como vivos. En América no se aparecen los maoríes, ni hay registro de fantasmas europeos. Ana Bolena y los otros ghost de la London Tower no hacen turismo. Sólo se aparecen allá.

 

Con la tecnología de nuestro tiempo ya se han guardado fotografías y filmaciones de apariciones fantasmales. Eso les da cierta materialidad. No dependen del observador. Si las cámaras ven  a los fantasmas también los pueden ver las personas y los animales.

 

 

Algunas de las inquietudes inmemoriales respecto de los efectos de la muerte como separación de alma y cuerpo, fueron expresadas por Lucrecio hace siglos, y las cita de él don Miguel de Montaigne en sus Ensayos: “Ignorada es la naturaleza del alma. Nace con el cuerpo? Se desliza en él al nacer? Perece al morir? Visita las tinieblas del Orco? Llévanla los dioses a cuerpos de bestias?” (I, 113). Cuándo empieza la existencia del espíritu? No resulta lógico que la unión de cuerpos materiales origine un algo diverso de la materia. Pero, en cuanto principio de vida, la unión sexual que según se dice transmite la vida, al dar orígen a otra vida o le genera o le transmite el principio de vida, esto es, el espíritu. En la cópula carnal se originan  tanto el cuerpo como el alma. Y si el alma o espíritu es inmortal, resultan los hombres creando con el pecado original –es decir, con el ejercicio del sexo- tantos espíritus inmortales como hijos tengan. O no son inmortales los espíritus? O mueren con el cuerpo del cual se sirvieron?

 

Si el espíritu es el principio de vida que acompaña a todos los seres vivos, al pontífice y al rey, al sabio, al asesino, al ignorante… al felino predador, al útil rumiante… a la hormiga, a la oruga, al microBIO… Qué hace –si es que eso ocurre- que los espíritus de los hombres sean inmortales y los de los bichos no? Si las plantas son seres vivos, su principio vital será también alma o espíritu. Hemos llegado hasta creer que las plantas –como los animales- tienen derechos. Se ha arriesgado alguien a enseñar o proponer la existencia y características de los espíritus vegetales? Que naturaleza tendrían? Serán o no inmortales? Qué sentido y fuente tiene la discriminación de calidades en los espíritus, para pensar que solo los espíritus de los hombres son inmortales, si es que lo son?

 

Qué había antes de su vida? Qué habrá después de su muerte?

 

I Es el espíritu individual? Hay un espíritu para cada ser vivo? O, por el contrario, migran los espíritus y habitan transitoriamente en los cuerpos?

 

II Cuáles son las características, cuál es la naturaleza del espíritu? Existen afinidades y diferencias entre los espíritus del hombre, del animal, de la planta? Hay otros seres con espíritu que aún no conocemos? Es el espíritu, es la vida un fenómeno exclusivo del planeta Tierra?

 

III Cuánto duran los espíritus? Es la suya una duración histórica, en el tiempo, o es una duración en una dimensión distinta?

 

IV  Se comunican los espíritus desencarnados con los seres vivos? Cual es la forma, el objeto y el contenido de tal comunicación?

 

V Están los espíritus existiendo en un mundo o una dimensión ética? Son los espíritus “buenos” o “malos”. Buenos o malos para qué?

 

VI Cuál es el comportamiento adecuado con los espíritus de los seres queridos?

 

VII Se da la posesión? Prescindamos de la llamada “posesión diabólica”. Se da la posesión o inserción de un espíritu en un cuerpo ya habitado por

otro?

 

VIII El hombre vivo, es decir el espíritu incorporado o encarnado, tiene muchas limitaciones. Tiene limitaciones el espíritu?

 

IX Nosotros rememoramos frecuentemente a los seres queridos. Muchas religiones incluyen estas remembranzas en sus liturgias. Los católicos hacen en la misa el “memento de los difuntos”. Pero… nos recuerdan los espíritus desencarnados de los que fueron nuestros amigos, parientes, seres queridos?

 

X Pueden los espíritus actuar de alguna manera sobre las situaciones de los hombres? En otra voz, pueden protegernos? (Y tiene sentido “encomendarse a los santos” o a “las ánimas”?) Pueden los espíritus agredir o perjudicar a las personas?

 

XI La doctrina de la comunión de los santos es una de las más bellas y consoladoras de la religión cristiana y de algunas que son sus ancestros. En la literatura de Dostoievsky y de Unamuno se encuentran destellos de su interpretación: De un lado, todos somos responsables por todos, pero todos participamos de los méritos de todos. De otro lado, y como consecuencia, o los hombres se salvan todos o se pierden todos, porque fueron comunes la culpa y el mérito. Pueden los espíritus intervenir o “interceder” ante un poder superior –llamémoslo Dios- en  favor de los hombres?

 

XII Otros interrogantes: Cuáles son las relaciones de los espíritus con el espacio y el tiempo? Tienen tamaño los espíritus? El espíritu o principio de vida de una ameba es más pequeño que el de un hombre?  Qué objeciones hay a que la metempsicosis o transmigración –si es que la hay- lleve el que fue espíritu de un hombre a un cuerpo de animal? Solo existen espíritus para el tipo de vida del planeta Tierra? Si hay vida en otros planetas existen igualdad o afinidad entre los espíritus de ellos y los nuéstros? O para cada clase de formas de vida son diferentes los espíritus?

 

Son los espíritus afectados de alguna manera por los cuerpos en que residen? Envejecen con ellos? A más de uno parecerá monstruoso que haya espíritus jóvenes en cuerpos viejos, aunque a veces se lo propone como metáfora. O que haya espíritus viejos en cuerpos jóvenes. O espíritus sanos en cuerpos enfermos, o espíritus enfermos en cuerpos sanos. Cual es la naturaleza de tal vínculo? Envejecen juntos, se deterioran juntos? O el espíritu incorruptible, intemporal, inmaterial… simplemente va gastando cuerpos a medida que reside en ellos? Es el espíritu una enfermedad del cuerpo? O el cuerpo una desgracia, un castigo transitorio del alma? Si se da la transmigración de las almas, o de los espíritus, lo que tiene más lógica que dejarlos vagando a la intemperie por toda una eternidad,  cuál es el criterio de selección para los seres vivos que serán huéspedes?  Sólo los animales nobles o superiores? Quién elige o qué razón los determina? En las novelas y relatos se menciona la reencarnación en aves importantes o en cuadrúpedos y felinos. Qué hay contra la reencarnación en humildes pulgas u otros bichos. El alma del faraón se quedaba en las cobras. Qué impide que –desplazadas de la historia las monarquías- las almas de los presidentes pasen a reencarnar para sus vidas próximas en lombrices de tierra o en áscaris y platelmintos… La metempsicosis tiene jurisdicción solamente sobre las vidas animales, o es viable el tránsito de un campo a otro; como la migración de un cuerpo animal a un cuerpo de planta, o viceversa. Si se pasa de un cuerpo anfitrión a otro cada vez más perfecto o perfectible, qué es lo que determina esa perfección. La taxonomía del universo es un capricho del hombre, pero cada ser es perfecto en su esencia, en lo que es.

Deje aquí su comentario

Usted debe estar registrado para comentar este artículo.